Seis claves imprescindibles para alargar la vida de la batería del móvil

Entre ellas realizar cargas parciales y no de 0 al 100%, controlar la iluminación de la pantalla o cerrar las apps

Cada vez es más importante en nuestro día a día contar con suficiente carga en el móvil que nos permita llevar a cabo actividades tan comunes como hablar por teléfono, escribir un Whatsapp o enviar un correo electrónico. La vida ajetreada hace que dependamos del smartphone para casi todo y es por esto que, a menudo, la batería dura mucho menos de lo que nos gustaría.

Para conseguir que el teléfono se mantenga encendido la mayor cantidad de tiempo posible, el fabricante de smarpthones Wiko ofrece los siguientes consejos:

Cierre de las apps. A menudo solemos tener abiertas multitud de aplicaciones y programas que pueden repercutir en un consumo mayor de carga mientras el teléfono se encuentra en reposo. Es importante, por tanto, revisar las apps para finalizar su uso de forma correcta, protegiendo la batería. Si nos acostumbramos a cerrarlas cada vez que las usamos, podremos aumentar la autonomía del terminal. Habitualmente, existe un botón táctil en los terminales que accede directamente a todas las aplicaciones que se han quedado abiertas en segundo plano para facilitar su cierre rápido.

Iluminación de la pantalla. Al igual que las apps abiertas, la luz de la pantalla es uno de los elementos que más batería gastan. En este caso, hay dos formas de reducir el consumo de batería: apagar la pantalla cuando dejemos de usar el teléfono para que se ponga en negro y no consuma (en lugar de esperar a que el teléfono por sí solo se apague pasados unos segundos) y bajar la iluminación y el brillo de la pantalla durante el uso, para que gaste menos batería durante el tiempo que estamos utilizándolo.

Cuida la batería: No es aconsejable mantener la batería prolongadamente con muy poca carga o con carga completa. Por ello, es mejor realizar cargas parciales que cargas de 0 al 100%. No es recomendable mantener el móvil a altas temperaturas.

Teléfono con capacidad de carga alta. Las características técnicas del terminal influirán también y mucho en la duración de la batería. Por este motivo es recomendable comprar teléfonos

con una duración mayor que la de la media, como es el caso del Lenny3 Max de Wiko, que cuenta con una batería de 4900 mAh, lo que permite hablar sin parar hasta un total de 2 días y tener el

móvil activo durante unas 30 horas con uso de datos 3G.

Uso de baterías externas. Otra clave para no quedarte sin batería pasa por poder cargar tu dispositivo directamente desde otro teléfono. Aunque parezca increíble, existen ya terminales

como el que acabamos de mencionar, Lenny3 Max de Wiko, que permiten ceder parte de su carga a otro móvil evitando así que este se apague. El traspaso de carga se lleva a cabo entre terminales Android a través de sus puertos OTG.

Otras medidas preventivas. No todos los consejos están basados en el control de aplicaciones o tiempo de uso, sino que existen otras funciones que han de ser tenidas en cuenta tales como:

desactivar la rotación automática o las notificaciones push up. Además también podemos desactivar algunas funciones como el WiFi o localización mientras no se estén empleando.

Con estos sencillos consejos no volverás a preocuparte por la duración de tu batería.