El PP apoya la libre elección de centros y la complementariedad de los actuales modelos

Mestre reclama una solución definitiva a la incertidumbre actual en los conciertos en educación

La portavoz Popular, Ana Mestre, ha analizado la actual situación de la educación en Andalucía, donde el considerable descenso de natalidad existente en las ciudades de nuestro entorno, debido al cambio de modelo en la familia y acrecentado, en cierta medida, por la crisis de los últimos años, ha llegado a propiciar la supresión de muchas plazas de educación infantil, primaria y secundaria en estos últimos cursos, y donde Sanlúcar también es parte interesada y afectada.

Ana Mestre

Desde el Partido Popular rechazamos cualquier supresión de unidades en los centros docentes de la red pública, ya que esto supone un grave atentado a la oferta educativa que la administración debe de garantizar como servicio público esencial, tal y como recoge la Constitución y nuestro Estatuto de Andalucía.

Igualmente, defendemos que la enseñanza pública garantiza una educación de calidad, de integración social y de equidad, que dispone de un personal perfectamente cualificado y que garantiza una educación gratuita para toda la población.

Pero todo esto no debe implicar que deba de eliminarse por ello la educación concertada. La coexistencia de la educación pública y concertada siempre ha sido fructífera, ya que siempre han prevalecido las inversiones en educación pública, sin que el hecho de tener un sistema de educación concertada conllevara una merma en estas inversiones.

De hecho, estos centros educativos concertados en muchos casos han venido a propiciar el llevar la educación a ciudades y pueblos donde la educación pública no llegaba o era insuficiente para cubrir las necesidades, por lo que no se está debatiendo aquí si es mejor la educación pública o la concertada, sino que básicamente el trasfondo de esta cuestión es el derecho fundamental a la educación, y a que esta educación evidentemente sea de calidad.

Mestre es de la opinión que el defender los centros concertados es, a su vez, defender el derecho y la libertad de las familias a la hora de poder elegir centro y modelo educativo de sus hijos e hijas.

Debemos de contemplar la coexistencia de los centros concertados, sin que esto sea un perjuicio para los centros públicos y para que estos cuenten con una financiación adecuada y prioritaria a las necesidades del propio centro, e igualmente, sin que esto signifique que se perjudique a los miles de trabajadores y cooperativistas que trabajan desde hace décadas en los centros concertados.

El éxito de la educación no se consigue con la destrucción paulatina de unidades en educación, ya sea pública o concertada, sino impulsando medidas que favorezcan ambos modelos de educación, ya que los dos son perfectamente complementarios.

La bajada de natalidad por ello no debe de utilizarse como una excusa para cerrar unidades con demanda, ya sean públicas o concertadas, sino que debe de verse como una oportunidad para mejorar la calidad en la enseñanza ya que, al bajar el número de alumnos, el profesorado de ambos centros educativos podría atender mucho mejor a la diversidad del alumnado.

Hay que recordar, insiste Mestre, en que el reciente informe PISA deja a nuestra Comunidad Autónoma como la peor en cuanto a nivel y calidad educativa en comparación con el resto de comunidades, con lo que mantener y mejorar estas unidades en enseñanza pública y concertada igualmente supondría una mejora en esta calidad educativa.
Mestre considera que la solución a esto no pasa por perder unidades en educación, sino que pasa por un gran pacto en educación, tal y como siempre se ha pedido desde la izquierda, para que ni se pierda calidad educativa ni tampoco se pierdan puestos de trabajo en los centros concertados.

Esta incertidumbre de renovación de los conciertos por tanto no es para nada positiva, ya que la postura de la Consejería de Educación de la Junta en relación a estas renovaciones está siendo la del silencio y la falta de claridad y de diálogo con las asociaciones y con el resto de fuerzas políticas.

La Junta debe velar por los intereses de los andaluces, por lo que debe renovar en este mes de febrero los conciertos que hasta ahora venía suscribiendo con los diferentes centros educativos concertados, a la vez que deberá de llegar a un gran pacto en educación y que debe de ser fruto del acuerdo y del consenso, por lo que Mestre pide responsabilidad a este respecto.

Por todo ello, la portavoz Popular ha anunciado que llevará al próximo Pleno de febrero una propuesta en relación a este tema, para instar a la Junta de Andalucía a que dé una solución a esta problemática lo antes posible, ya que Sanlúcar también es parte implicada en esta situación pues en nuestra ciudad disponemos de varios centros concertados que podrían verse afectados y sin concierto, tal y como ya nos ocurrió en sanidad no hace mucho con el Hospital “Virgen de Camino”, concluye Mestre.